Hace sólo unos días radicamos en el Congreso de la República un Proyecto de Ley, orientado a crear políticas públicas que ayuden a prevenir los delitos contra niños, niñas y adolescentes en Colombia, cuando estos son cometidos utilizando las redes sociales.

La iniciativa del Partido MIRA, que en esta ocasión lidera la Concejala de Bogotá Gloria Stella Díaz, además de establecer responsabilidades, pretende que la sociedad y las autoridades sumen esfuerzos para prevenir y proteger a los menores de edad de las diversas tendencias que circulan en las redes, aprovechando sus debilidades y poca experiencia, atentando contra su vida e integridad.

El proyecto, que cuenta con el apoyo de la bancada de MIRA en el Congreso, conmina a las empresas prestadoras de servicios de telefonía celular, a que en un plazo máximo de dos días, suministren a las autoridades toda la información necesaria, cuando la investigación aborde delitos cibernéticos contra menores de edad. Por otra parte, solicita que el Ministerio de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones reglamente la inclusión de mensajes de prevención contra delitos de esta naturaleza, en la publicidad que esas compañías realizan.

También se exige que la publicación de fotografías o videos de menores de edad en las redes sociales y páginas de internet, cuente con expresa autorización de los padres de familia. Por su parte, colegios y jardines infantiles, deberán reclamar a sus trabajadores el certificado de antecedentes penales con una reseña especial, que identifique posibles autores de delitos sexuales.

Además, en el ámbito penal, los delitos de inducción al suicidio o a las autolesiones personales; la divulgación de documentos o imágenes íntimas o sensibles; y la extorsión, se agravarán cuando sean cometidos por medio de Internet, redes sociales, plataformas tecnológicas o canales electrónicos de similar naturaleza. Las condenas llegarían hasta los 15 años de prisión.

Sin embargo, el esquema no quedaría completo si no se previera la suplantación de menores de edad en las redes sociales. Por tal motivo, ese mal proceder también se contempla en el proyecto y es castigado con una sanción de 4 años de cárcel.

Esperamos crear conciencia y que el proyecto salga adelante. Hay responsabilidades que todos compartimos, o como bien lo señala la Concejala Gloria Stella Díaz, cumplir con la obligación moral de proteger la integridad física de nuestros niños, niñas y adolescentes, requiere nuestro mejor esfuerzo.

Columna publicada en el diario impreso: