El triunfo del ahora Presidente Iván Duque, junto a la primera mujer Vicepresidenta en la historia del país, Martha Lucía Ramírez, es el comienzo de una nueva etapa para Colombia. La decisión de la mayoría, marca un cambio positivo en la construcción del mejor país que anhelamos.

Lo que viene, será el desarrollo de una política orientada a la libertad, que apreciará la crítica constructiva; fortalecerá la economía, el bienestar y la justicia social; y traerá de vuelta la equidad a la educación. Así mismo, hará énfasis en el fortalecimiento productivo, el progreso de la población campesina y la garantía de su seguridad social; respetará la libertad religiosa, defenderá la familia, dignificará a la mujer, protegerá a los niños, impulsará una Reforma Electoral y honrará las instituciones democráticas.

Sólo queda demostrar a los colombianos que expresaron su favoritismo por los contendores ahora vencidos en las urnas y a la opinión pública internacional, lo que ya sabemos quienes apoyamos al presidente y vicepresidenta electos: Que el porvenir estará marcado por el trabajo, la disciplina, los consensos… que la construcción de país será mediante la convivencia con respeto.

Esta generación ha empezado a hacer historia: Iván Duque, representa a la juventud como Presidente de la República, y Marta Lucía Ramírez, es la primera mujer en ocupar la vicepresidencia entre nosotros. Este es el proyecto político que Colombia necesita en este momento, y nosotros, de la mano de ellos, construiremos lo que la gran mayoría de colombianos escogió: Legalidad, emprendimiento y justicia social.