En pasados días, en la Casa de Nariño, el presidente de la República, Iván Duque, presentó la Ley 1988 del 2 de agosto del presente año, que busca crear una política pública que impacte a los trabajadores informales y garantice los derechos a la dignidad humana, el mínimo vital al trabajo y a la convivencia en el espacio público.

La formulación de dicha política pública estará en cabeza de los Ministerios de Trabajo y del Interior; impactando a más de 2 millones 500 mil trabajadores informales que hay en el país. Dentro de los puntos que se tendrán en cuenta para construir esta política pública se encuentran: capacitación en el SENA para fomentar proyectos productivos, acceso a seguridad social y ahorro para la vejez, aprovechamiento del espacio público, entre otros.

Esta ley se convertirá en una de las prioridades del Gobierno Nacional, debido a que son miles de familias en el país que han iniciado sus negocios desde la base y necesitan alternativas exitosas para impulsar sus emprendimientos. Con esta iniciativa se logrará abrir un camino de oportunidades para que los trabajadores informales tengan mejores condiciones de vida a través de la formalización laboral.

Hay que resaltar que en el evento también participaron la ministra del Trabajo, Alicia Arango Olmos; el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo; el viceministro de Relaciones Laborales e Inspección, Carlos Alberto Baena; Senadores y otros representantes, y por supuesto, los trabajadores informales.