Presidente del Movimiento MIRA

facebook-baena twitter-baena youtube-baena

Las violencias en Colombia: Reflexión y Acción Por: Carlos Alberto Baena López

Carlos Alberto BaenaEncontrarse con el cotidiano escenario de violencias que cobija a nuestro país, es a todas luces, preocupante. Sin ser un indicador científico, basta con observar los noticieros o la prensa, para caer en la cuenta del altísimo número de titulares con las palabras muerte, asesinato, abuso o ataque.

Una entre esas, latente y fría, que sucede todos los días y de las que Colombia aún no se ha podido desligar, es el abuso sexual contra menores.

En cuidados intensivos y con múltiples muestras de maltrato quedó un pequeño de 2 años que según las autoridades fue víctima de abuso, en Cota, Cundinamarca. Al parecer, el ataque fue perpetrado por su padrastro, un joven de 23 años, bajo la complicidad de la madre del menor.

Casos como estos, le dan la razón a las cifras, que siguen en aumento. Según Medicina Legal, cada hora una niña es víctima de abuso sexual en Colombia. 17.660 casos de violencia sexual contra menores, fueron reportados según el ICBF hasta diciembre del año pasado. Hay aproximadamente 44,30 casos por cada 100.000 habitantes y lo peor, es que casi siempre, los crímenes siguen cometiéndose por miembros del mismo entorno familiar de las víctimas: padres, tíos, primos, padrastros.

Es sumamente pesaroso que, además de lo que hemos mencionado, jóvenes y jovencitas, menores de 25 años, estén involucrados en calidad de victimarios: Hurto, asesinato, matoneo, pandillismo, inseguridad, microtráfico o consumo de substancias prohibidas, es lo que vemos permanentemente. La sociedad entera está llamada a inquietarse, a reflexionar, y a reaccionar ante esta situación.

La Violencia no solo abarca los combates en la selva, o los atentados que ocurren en las ciudades. Hay violencias que se generan por el escaso compromiso gubernamental; otras aparecen por la falta de educación, la falta de respeto y el mal ejemplo en las familias, que afectan de manera muy sensible a niños y jóvenes.

Entonces, al margen de los hechos que se han presentado, este escrito pretende generar reflexión, motivar interrogantes, e invitar a la acción. ¿Qué sucede en la infancia y adolescencia de nuestro país?, ¿qué se queda en sus corazones para que actúen así?, ¿por qué a tantos jóvenes y adultos les resulta indiferente ser los victimarios? Por el ayer, por el mañana; por ellos, por nosotros; por el bien, por la paz, por el respeto.. hay que encontrar las respuestas.

Columna en el Diario del Huila: http://www.diariodelhuila.com/opinion/las-violencias-en-colombia-reflexion-y-accion-cdgint20150825002044147

Versión impresa:

diariomira0825pag22 1

Encontrarse con el cotidiano escenario de violencias que cobija a nuestro país, es a todas luces, preocupante. Sin ser un indicador científico, basta con observar los noticieros o la prensa, para caer en la cuenta del altísimo número de titulares con las palabras muerte, asesinato, abuso o ataque.

Una entre esas, latente y fría, que sucede todos los días y de las que Colombia aún no se ha podido desligar, es el abuso sexual contra menores.

En cuidados intensivos y con múltiples muestras de maltrato quedó un pequeño de 2 años que según las autoridades fue víctima de abuso, en Cota, Cundinamarca. Al parecer, el ataque fue perpetrado por su padrastro, un joven de 23 años, bajo la complicidad de la madre del menor.

Casos como estos, le dan la razón a las cifras, que siguen en aumento. Según Medicina Legal, cada hora una niña es víctima de abuso sexual en Colombia. 17.660 casos de violencia sexual contra menores, fueron reportados según el ICBF hasta diciembre del año pasado. Hay aproximadamente 44,30 casos por cada 100.000 habitantes y lo peor, es que casi siempre, los crímenes siguen cometiéndose por miembros del mismo entorno familiar de las víctimas: padres, tíos, primos, padrastros.

Es sumamente pesaroso que, además de lo que hemos mencionado, jóvenes y jovencitas, menores de 25 años, estén involucrados en calidad de victimarios: Hurto, asesinato, matoneo, pandillismo, inseguridad, microtráfico o consumo de substancias prohibidas, es lo que vemos permanentemente. La sociedad entera está llamada a inquietarse, a reflexionar, y a reaccionar ante esta situación.

La Violencia no solo abarca los combates en la selva, o los atentados que ocurren en las ciudades. Hay violencias que se generan por el escaso compromiso gubernamental; otras aparecen por la falta de educación, la falta de respeto y el mal ejemplo en las familias, que afectan de manera muy sensible a niños y jóvenes.

Entonces, al margen de los hechos que se han presentado, este escrito pretende generar reflexión, motivar interrogantes, e invitar a la acción. ¿Qué sucede en la infancia y adolescencia de nuestro país?, ¿qué se queda en sus corazones para que actúen así?, ¿por qué a tantos jóvenes y adultos les resulta indiferente ser los victimarios? Por el ayer, por el mañana; por ellos, por nosotros; por el bien, por la paz, por el respeto.. hay que encontrar las respuestas.

Columna en el Diario del Huila: http://www.diariodelhuila.com/opinion/las-violencias-en-colombia-reflexion-y-accion-cdgint20150825002044147

Versión impresa:

Jóvenes, Suicidio, Redes Sociales y Protección. Por: Carlos Alberto Baena

2015 07 30 0919Por Carlos Alberto Baena López.

De acuerdo con un estudio reciente de la Organización Mundial de la Salud OMS, cada 40 segundos se produce en el planeta un suicidio. Además, establece que entre las personas de 15 a 29 años de edad, ésta, es la segunda causa de muerte.

En similar sentido, se han pronunciado algunas instituciones universitarias de nuestro país, las cuales han detectado un incremento del suicidio entre sus estudiantes, tras los últimos 10 años.

Entre otras cosas, precisan que el 62% de los casos analizados, se hallaba en el rango de edad de los 19 a los 22 años, y las carreras con mayor número de incidentes registrados, estuvieron en las áreas de ingeniería, ciencias sociales, ciencias de la salud, y psicología. También determinaron que las causas principales se presentaron en torno a problemas emocionales, académicos y éticos.

Si a estos hallazgos, le sumamos aquellos que el Programa para la Valoración de Estudiantes Internacionales, o pruebas PISA como se les conoce más genéricamente, ha puesto en evidencia, respecto de las dificultades que tienen los jóvenes para resolver problemas, tenemos un panorama que demanda la mayor atención.

Uno de los casos más recientes, el de Natalia y Fernán, dos jóvenes que fueron hallados muertos en Bogotá, tras haber consumido, según el informe del Instituto Colombiano de Medicina Legal, pesticidas de alta toxicidad, trae, una vez más, ante la opinión pública, la necesidad de brindar los mejores acompañamiento y apoyo a los menores de edad, en sus procesos de aprendizaje y toma de decisiones.

En este contexto, toma protagonismo el manejo dado a las redes sociales, por medio de las cuales parece que ellos se conocieron, y sostenían alguna clase de relación a distancia. Semanas atrás señalamos desde aquí, la importancia de saber usarlas como herramientas para el desarrollo de una comunicación efectiva, al tiempo que invitamos a aprovecharlas con responsabilidad.

Por eso, medidas como la revisión por parte de los padres, de los correos electrónicos y las redes sociales de sus hijos menores de edad, cuya validez avaló recientemente la Corte Suprema de Justicia, pueden ser útiles a manera de alertas tempranas, sin embargo, ayuda más a los jóvenes un entorno familiar que fomente los valores, la confianza y el optimismo. Esto, pensando en el fortalecimiento de sus habilidades para resolver dificultades, pero sobre todo, en la capacidad de discernir que el suicidio no es la solución, ni la salida.

Columna en el Diario del Huila: http://www.diariodelhuila.com/opinion/jovenes-suicidio-redes-sociales-y-proteccion-cdgint20150811062716148

Versión impresa:

diariomira1108pag19

Con Colombia sí se puede Por: Carlos Alberto Baena López

Carlos Alberto BaenaPor: Carlos Alberto Baena López

En medio de la adversidad que parece rodear las próximas elecciones de autoridades locales; toda vez que las amenazas en contra de los aspirantes, así como las denuncias públicas que se han presentado respecto de los candidatos o del proceso mismo, extienden un manto de pesimismo sobre lo que podría pasar este 25 de octubre; desde el Movimiento MIRA decimos: ¡Con Colombia sí se puede!

Así como reflexionábamos en este mismo espacio ocho días atrás, cuando poníamos en evidencia la tenacidad de los deportistas colombianos, quienes han sabido dejar atrás las circunstancias adversas, para perseguir y alcanzar sus sueños y triunfos, es necesario que el país entero piense y actúe de manera semejante. Con Colombia sí se puede, demostrémoslo también al acudir a las urnas con optimismo para elegir autoridades locales.

La inseguridad, el desempleo, la crisis de la salud o el conflicto armado, entre otras problemáticas, han puesto a los colombianos ante una perspectiva de complejidades en serie en el panorama. Pero esta realidad, independientemente de su dosis de verdad, no puede ser de la entidad suficiente, que amilane el espíritu y apoque el entusiasmo, frente al ejercicio democrático que se avecina. Sí se puede sacar adelante toda aspiración política con decoro y gallardía; sí se puede confiar en las instituciones legítimamente constituidas.

Aún cuando van y vienen, según dicen algunos, los compromisos y las componendas ocultas para lograr un triunfo electoral a como dé lugar, o en voces de otros mediante "el todo vale", desde nuestro lugar decimos: con la transparencia sí se puede, llevando de las palabras a los hechos esta aseveración, por medio de Acuerdos Programáticos que por primera vez vamos a suscribir en estas elecciones, construidos escuchando abiertamente tanto a los aspirantes como a las comunidades.

Con la política sí se puede, dignificándola, dándole su verdadero significado, recordando que está puesta entre nosotros, fundamentalmente, como vocación e instrumento de servicio a los demás, para atender los temas que más preocupan a la gente. Con altura sí se puede competir, para que al final los resultados se acompañen de ese grato sentimiento que queda en nosotros, cuando se recorrió el camino, de mejor manera posible, después de haberlo dado todo.

Columna en el Diario del Huila: http://www.diariodelhuila.com/opinion/es-el-momento-cdgint20150428062702176

Versión impresa:

 diariomira0804pag21

Alegrías y Reflexiones sobre el Deporte Colombiano.Por: Carlos Alberto Baena

2015 07 30 0919Por: Carlos Alberto Baena López

Orgullo patrio serían las palabras precisas para condensar el sentimiento que provoca en nosotros, sin temor a generalizar, los triunfos y hazañas de nuestros deportistas por el mundo. No es un secreto que gran parte de la alegría reciente para el país, ha tenido que ver con la palabra Deporte; ya sean “pedalazos” de vida, saltos de alegría, contrarreloj de emoción o simplemente un gol de esperanza, todos estos se han transfigurado en unión, permitiendo que Colombia sonría.

Los esfuerzos de colombianos como Nairo Quintana, campeón el año pasado del Giro de Italia y dos veces subcampeón del tour de Francia; o los saltos largos de Catherine Ibargüen, campeona mundial, plata olímpica y recientemente campeona Panamericana; o las 27 medallas de oro en los Juegos Panamericanos de Toronto, finalizados hace pocos días,  por nombrar solo algunos; nos han ofrecido la oportunidad de reconsiderar objetivamente cuán imperativo es que, directamente proporcional a sus logros y victorias, sean reconocidos y apoyados como merecen.

Nairo, Catherine, Mariana, Yosimar, James y un sinfín de aguerridos compatriotas, desarrollaron su papel de héroes con minucioso detalle, aferrándose, con ejemplar persistencia, al sueño de mostrar los colores patrios por el mundo. Cada uno en su disciplina brilla de manera tal que han convertido a los colombianos en expertos de salto largo, tenis, fútbol, ciclismo, taekwondo, BMX, o patinaje, entre otros. Junto con la alegría que sus triunfos nos proporcionan, ponen a pensar a todo un país en cómo habrá sido su camino para llegar hasta allí.

Aunque el hoy, en este aspecto, sea un poco mejor que el ayer, la falta de apoyo gubernamental, o del sector privado, enfrentan a los deportistas a condiciones muy precarias. Algunos abandonan sus sueños y talento porque no cuentan con los recursos para seguir adelante. La fuerza de las circunstancias los marginan del deporte, toda vez que su amor por la disciplina que escogieron, se ve ahogado por las dificultades para conseguir el sustento propio, y el de sus familias.

Es el momento de dar un salto, un salto tan largo que lleve a que más empresas tanto privadas como públicas destinen dineros y ayudas a aquellos que hoy por hoy ondean la bandera de Colombia en lugares como Canadá, Italia, Francia o España; que escriben páginas doradas para el deporte colombiano; que se constituyen en modelos a seguir para nuestra juventud.

Columna en el Diario del Huila: http://movimientomira.com/alegrias-y-reflexiones-sobre-el-deporte-colombiano-por-carlos-alberto-baena/

Versión impresa:
diariomira0728pag19

 

 

Impunidad, Justicia y Paz: Una Mirada Retrospectiva y en Perspectiva. Por: Carlos Alberto Baena

2015 07 30 0919Por: Carlos Alberto Baena López

De acuerdo con investigaciones académicas internacionales, como la realizada por la Universidad de Puebla en México, Colombia ostenta el para nada honroso tercer lugar en términos de impunidad en el mundo. Los indicadores también muestran vulneraciones sistemáticas a los derechos humanos y a las libertades fundamentales. Para las Naciones Unidas, y sin duda, también para todos nosotros, es preocupante que exista una tendencia clara a que estos actos se sigan presentado, frecuentemente, durante los próximos años.

Muchos pueden ser los actores y factores que están en la base de la ocurrencia de estos fenómenos, sin embargo, hoy nos unimos a las voces que reclaman de la administración de justicia, un papel protagónico, pero sobre todo, pertinente y eficaz, a este respecto.

Estadísticas recientes demuestran que apenas el 20 por ciento de los asesinatos en Colombia son judicializados. Esto significa que sólo 2 de cada 10 casos llegan a manos de los jueces. Con todo, al final, como bien dice la gente, los responsables quedan libres muchas veces.

Naturalmente, es preciso reconocer los avances en esta materia, pues si diéramos una mirada a lo que sucedía en el país una década atrás, aquella realidad nos parecería imposible de creer. Con todo, hay que poner el punto más alto todavía, en el entendido que dentro de este contexto, hay países de la región, y fuera de ella, que tienen sus indicadores en contra de la impunidad, tres veces más altos que los nuestros.

La realidad palpable en ciudades y pueblos, y cómo no decirlo, incluso en el campo, también ha puesto a la ciudadanía contra la pared, pues se abstienen de denunciar, bien por temor, bien por la falta de eficacia. Creen fundadamente, en un buen número de eventos, que poco sucederá con poner en conocimiento de las autoridades la situación irregular; o que los responsables no serán judicializados; o que sufrirán represalias a manos de la delincuencia, si hacen algo al respecto.

Sí, hay que pensar en la Paz que se derivaría de los Acuerdos de La Habana; pero recordando las situaciones que surgiendo de otras fuentes, no se esclarecen; pensando en las familias que pierden a sus seres queridos; reclamando garantías y seguridad. Es el momento, y siempre lo será, de recordar que una Justicia, Pronta, Real y Eficaz, sí es base fundamental de la Paz.

Columna en El Diario del Huila http://www.diariodelhuila.com/opinion/impunidad-justicia-y-paz-una-mirada-retrospectiva-y-en-perspectiva-cdgint20150721062011142

Versión impresa:
 diariomira0721pag19

Ligereza o Responsabilidad. Por: Carlos Alberto Baena

Hablar por hablar siempre trae sus repercusiones negativas, mucho más cuando se hace de manera anticipada, ligera y sin pensar en las consecuencias. En este sentido, es lamentablemente usual, encontrara a quienes que, de manera irresponsable, emiten un juicio o una aseveración en contra de otra persona, o en contra de organizaciones, sin fundamento ni base alguna. Recientemente, algunas situaciones llaman la atención del país y del mundo entero.

Cada quien en su plena libertad de expresión, es libre de opinar y defender con argumentos, sus puntos de vista, sin embargo cuando esas afirmaciones traspasan el límite del respeto y la prudencia, se convierten fácilmente en insultos y agresiones, o en delitos como la injuria, la calumnia o el hostigamiento. Por ejemplo, la abogada y presentadora de televisión Ana María Polo, en su programa “Caso Cerrado”, traspasó esos límites y vulneró muchos derechos cuando, sin más fuentes que internet y de manera descalificadora, atacó a la más alta jerarquía de una Institución Religiosa debidamente reconocida por el Estado Colombiano, y por muchos otros países: a la Doctora María Luisa Piraquive, líder de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional.

diariomira3006pag19

Religión, Racismo y Desplazamiento. Por: Carlos Alberto Baena

Los recientes hechos ocurridos en Estados Unidos, específicamente en la ciudad de Charleston, Carolina del Sur, donde 9 personas, todas ellas afrodescendientes, fueron asesinadas durante una ceremonia religiosa en la Iglesia Africana Metodista Episcopal AME Emmanuel, encienden nuevamente las alarmas sobre las constantes muestras de racismo y ataques a la libertad religiosa en el mundo.

Lo preocupante de este caso, no es solamente que el ataque fuera perpetrado por un joven blanco de 21 años mientras decía: “hay que matar gente negra”, sino que además tuvo lugar en una reconocida iglesia de la comunidad afro, algo que, además del componente étnico, incorpora en la discusión, con mucha fuerza, el trasfondo religioso de esta acción.

DIARIOMIRA0623PAG15

Acuerdos Programáticos y Programas de Gobierno. Por: Carlos Alberto Baena

Un Programa de Gobierno; que por estos días empiezan a cobrar especial importancia, pues deben radicarse por los aspirantes a alcaldías y gobernaciones en el momento de inscribir sus candidaturas; en una definición básica, es la herramienta de acción política, social y de carácter económica, que contiene una serie de objetivos y metas a realizarse, en un período determinado.

Allí, el aspirante debe incluir iniciativas, programas y hasta métodos, por medio de los cuales ejecutará el modelo de desarrollo que lo identifica en ese territorio. Lejos deben estar de convertirse en fachadas que tras la apariencia del interés general, sólo escondan una serie de intereses particulares puestos en orden.

DIARIOMIRA0616PAG19

El debate inaplazable del ambiente. Por: Carlos Alberto Baena

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud – OMS, cada año en el mundo, podrían evitarse hasta 13 millones de muertes, si el ambiente fuera más saludable en el planeta. Esta cifra, así como otras similares, se vuelven el centro de reflexión, en torno al próximo 5 junio, fecha en la que se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente.

Casos como los de la India, donde las recientes olas de calor han cobrado la vida de más de 2.000 personas; los diez años que lleva Australia en sequía permanente, una de las peores en la historia desde que se tienen registros; o el incremento de enfermedades como el Dengue y el Paludismo, son una pequeña muestra de lo que está sucediendo realmente con el Ambiente en la Tierra, según Naciones Unidas.

040615MIRA LCQ

Afrocolombianidad, Libertad y Respeto. Por: Carlos Alberto Baena

El pasado jueves 21 de mayo, tuvo lugar el día Nacional de la Afrocolombianidad. En el origen de esa conmemoración, está la abolición de la esclavitud en Colombia, cuando en el año de 1851, ejercía la presidencia José Hilario López. Han pasado más de 160 años. Cabe entonces la pregunta sobre ¿cuál es la realidad que viven los millones de colombianos Afros en el país? La cifra supera los 4 millones de personas.
En Colombia, según estudios del Departamento Administrativo Nacional de Estadística DANE, y la Organización de las Naciones Unidas ONU, más del 61% de la población Afrodescendiente vive en la pobreza y el 24,1% vive en la miseria.

DIARIOMIRA0526PAG23

Suscribirse a este canal RSS