Inicio » “El Derecho a la Objeción de Conciencia debe ser bien aplicado en el país”: Carlos Alberto Baena

“El Derecho a la Objeción de Conciencia debe ser bien aplicado en el país”: Carlos Alberto Baena

El viceministro para la Participación e Igualdad de Derechos, del Ministerio del Interior, Carlos Alberto Baena, participó en el Foro: ‘Derecho a la Objeción de Conciencia en Colombia’, donde planteó propuestas, beneficios y rutas para la protección del Derecho a la objeción de conciencia en distintos sectores del país.

En dicho espacio, el viceministro Carlos Baena indicó que la objeción de conciencia es un Derecho fundamental y autónomo, que indica que nadie puede ser obligado a actuar en contra sus convicciones religiosas, éticas o políticas y que están relacionadas con su conciencia. Así mismo, señaló que este Derecho está vinculado con otros Derechos como la libertad de pensamiento, de creencia, culto y conciencia, y el libre desarrollo de la personalidad.

En suma, destacó que desde la Dirección de Asuntos Religiosos del Viceministerio para la Participación e Igualdad de Derechos, se viene trabajando arduamente para que el Derecho a la objeción de conciencia sea bien aplicado en el país, el cual se puede invocar en los siguientes casos: Entidades religiosas; sus creyentes, líderes de la jerarquía eclesiástica de la entidad religiosa y ministros de culto; médicos, personal de enfermería, servicio militar obligatorio, prestación de juramento, deberes cívicos y educación.

El viceministro Carlos Alberto Baena aclaró que el Ministerio del Interior no emite conceptos, pero sí se encarga de expedir la certificación de existencia y representación legal de las entidades religiosas. Así mismo, resaltó que para invocar la objeción de conciencia se necesita que la entidad religiosa tenga personería jurídica especial y que ésta a su vez sea reconocida por el Ministerio del Interior. De esta manera, para acreditar la objeción de conciencia en el caso del Sector Religioso, la persona debe solicitar a la entidad religiosa una certificación que avale que es creyente, parte de la jerarquía eclesiástica de la entidad religiosa o ministro de culto de la misma.

Por otra parte, el viceministro Carlos Alberto Baena, planteó las siguientes propuestas que se tienen desde el Ministerio del Interior:

1. Creación de un protocolo de Dirección de Asuntos Religiosos.
2. Acciones de capacitación y sensibilización: Definir unos criterios y lineamientos generales a nivel nacional sobre cómo se reconocen los objetores de conciencia. Así mismo, desarrollar mesas técnicas conjuntas con funcionarios públicos para brindar conocimientos y asistencia técnica sobre el Derecho de Libertad Religiosa y la objeción de conciencia basada en razones religiosas.
3. Convocar mesas regionales para la construcción participativa del Proyecto de Ley Estatutaria que reglamenta la objeción de conciencia.

Finalmente, el viceministro Carlos Alberto Baena, instó a las autoridades, bancadas y representantes del Gobierno Nacional, a trabajar coordinadamente y fortalecer la pedagogía para que este Derecho fundamental siga desarrollándose en el país.