Una preocupación constante para los colombianos es el número y el valor de los impuestos a cargo. Las modificaciones en las tarifas, el aumento de la base gravable, o la reducción de beneficios, son entre otros elementos, factores que afectan de manera negativa la economía de cada hogar en el país.

Impuestos como la Renta, el Predial, o aquellos que gravan el patrimonio o la riqueza, forman una parte; pero el malestar se extiende a muchos otros que implican más gastos cotidianos. Hacer un retiro de una cuenta de ahorros, los incrementos del IVA, las sobretasas que afectan varios productos, o el impuesto a vehículos que deben quedar estacionados durante días enteros, son una muestra de lo que ocurre todos los días. Además, están los pagos recurrentes de los servicios públicos.

Con lo anterior, se deben tener en cuenta los índices de desempleo, la informalidad y las oportunidades insuficientes para la promoción del desarrollo y el mejoramiento de la calidad de vida; por lo tanto, aliviar esta situación desde diversas perspectivas, ha sido siempre una línea de acción permanente en el Partido Político MIRA.

Algunos ejemplos, son la lucha que hemos liderado de tiempo atrás y que pretende la eliminación de cargo fijo en los servicios públicos. También, la demanda en contra del incremento de los cobros por Acueducto y Alcantarillado.

Por otra parte, están presentes los beneficios para quienes han incurrido en alguna infracción de tránsito que aún no se ha pagado; o las rebajas en los intereses o sanciones, por concepto de Industria y Comercio, Vehículos y Predial, que entre otras cosas, opera actualmente en Bogotá; respecto de lo cual ha advertido oportunamente la Dra. Gloria Stella Díaz, Concejal de la Capital y Secretaria General del Partido Político MIRA, procurando que un mayor número de personas aprovechen el beneficio.

Incluso, aquí también corresponde nombrar la favorabilidad que implica pagar los impuestos en varias cuotas durante el año, modalidad que ya opera en varias ciudades del país y que resulta de gran ayuda para evitar incurrir en mora, cuando no se cuenta con todo el dinero que exigen las diferentes administraciones.

Hacer más ligera la carga de los colombianos es una consigna que siempre nos ha caracterizado y nos motiva a seguir trabajando; porque en este aspecto como en muchos más, aún queda camino por recorrer.

Columna publicada en el diario impreso: